Alvaro García alerta sobre la embestida de la derecha en sindicatos y la Academia

29-09-15 ELAP DIA 2 CONFERENCIAEl vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, hizo una exhaustiva radiografía de la situación actual de las izquierdas -con los gobiernos progresistas a cuestas- y, sobre todo, acerca de los retos que debe enfrentar ante “la nueva etapa del neoliberalismo”.

Durante el Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP), que se desarrolla en Quito, García analizó profundamente los cambios que ha vivido la región en la última década con la llegada al poder de figuras de izquierda en naciones como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Brasil y Argentina.

Dejó en claro que, para él, el “socialismo es la radicalización de la democracia” en distintos espacios como el Gobierno central y la Asamblea. Además, estableció que “la democracia no solamente es un método, es también el espacio del propio proceso revolucionario”.

A los movimientos de izquierda les hizo un llamado a no contentarse con la consecución del poder a través de la vía electoral, sino a democratizar ese poder alcanzado. “No puede haber una izquierda revolucionaria que no opte por el poder (…) Pero debe democratizar ese poder”, manifestó el pensador boliviano.

Señaló que es imposible alcanzar un proceso revolucionario sin una transformación cultural y en eso punto advirtió que las fuerzas de derecha están intentando apuntalar sus intereses en sindicatos y en la academia. Ante este escenario, llamó a “no descuidar las ideas después de las victorias” electorales.

Hizo hincapié en fortalecer las bases de los movimientos progresistas al punto de aconsejar que “no debe haber escenario en donde no esté el revolucionario”.

El político también pidió un ‘sacudón’ al interior de los movimientos sociales para retomar las movilizaciones. “Hay que tener fuerza en las calles. Nacimos en las calles, de ahí venimos”. En este espacio criticó a la “izquierda de cafetín” y “perfumada” a la que “le incomoda el estruendo de la batalla”.

Sobre la capacidad de los estados para aprovechar sus recursos naturales, García Linera planteó la necesidad de continuar con el extractivismo, pero de manera temporal, hasta que se pueda avanzar hasta una economía del conocimiento. Arremetió contra ONG ambientalistas -de las que afirmó que reciben “buena cantidad de dinero” para criticar a gobiernos progresistas-. “Las ONG se dedican a ver desde la ventana lo que pasa en el mundo, desde donde estén”, dijo.

Sin embargo, el Vicepresidente reconoció que “el futuro socialista va a ser ecológico, o no va a ser futuro”, por lo que hizo un llamado a ser eficaz para luchar contra la pobreza para poder abandonar el extractivismo.

En la parte final de su intervención, García Linera bosquejó el accionar de la derecha en los próximos años. Para él, “lo que pase en América Latina va a depender de las decisiones en el ámbito económico. Ahí es donde apunta sus cañones el imperio”. Por lo que exigió a los gobiernos de la región a ser revolucionarios “en la capacidad de gestión económica de nuestros países” para redistribuir las riquezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*