Lula es favorito para suceder a Dilma en 2018

BRAZIL-POLITICS-LULA DA SILVA-70TH ANNIVERSARYAFP. El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva deberá enfrentar a partir de ahora una ofensiva judicial y política por parte de los sectores opositores y conservadores debido a que es el favorito, según las encuestas, a ganar las elecciones de 2018.

Los medios opositores, que dominan la agenda política del país, destacaron que el rechazo a votar a Lula creció del 33% al 55% actual, pero omitieron destacar que el exmetalúrgico y expresidente entre 2003 y 2010 lidera la carrera a la presidencia para suceder a la actual mandataria, Dilma Rousseff.

Lula, que el martes cumplió 70 años, aparece en un escenario apático para todos los políticos. Lidera la carrera presidencial con el 23%, de acuerdo a la encuesta de Ibope para el diario O Estado de Sao Paulo. El segundo es Aecio Neves, candidato presidencial opositor derrotado el año pasado por Rousseff, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con 15%.

Neves exhibe su desgaste frente al 48% obtenido en la segunda vuelta del 26 de octubre del año pasado a raíz de que primero denunció un fraude que su propio partido descartó y, luego, se alió a la derecha del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, para reclamar el juicio político contra Rousseff.

DATOS

El estudio realizado por la firma MDA a pedido de la Confederación Nacional de Transporte (CNT) mostró que, tras varias semanas de tensión política por la amenaza de un juicio político, el gobierno de Dilma Rousseff registra una reprobación de 70%, mientras que el 20,4% considera que la gestión es regular y el restante 0,8% no contestó.

La encuesta reveló asimismo que 80,6% considera que la presidenta no ha podido lidiar con la recesión económica que inició este trimestre.

La economía brasileña atraviesa un año crítico que proyecta extenderse al 2016. La inflación medida a 12 meses fue de 9,49% en septiembre, el desempleo se mantiene en 7,6% y el real se ha depreciado cerca de 30% ante el dólar.Entre los presidenciables, en tercer puesto aparece la ambientalista Marina Silva, con 11%, el senador José Serra, con el 8% y el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, del PSDB, con 7%. Este último es visto como el principal candidato opositor para 2018 dentro de su partido.

Pero el rechazo exhibido a la imagen de Lula, según la encuesta realizada por Ibope, se replica en todos los políticos. El desprecio a Neves, por ejemplo, creció del 42% al 47%. Alckmin tiene un rechazo del 52% y Serra del 54%.

Pero además de la encuesta, Lula enfrenta en las calles una campaña de la extrema derecha y de sectores claramente opositores al Partido de los Trabajadores (PT), que incluye a la policía federal y el Ministerio Público.

La venta de muñecos por parte de empresarios opositores con la imagen de Lula vestido de presidiario ganó las tapas de varios medios opositores. Sobre todo porque esos muñecos inflables son usados en manifestaciones que no congregan a más de 100 personas en los últimos días.

La empresa de marketing deportivo de uno de los hijos de Lula fue allanada el lunes pasado por la policía federal, por una orden judicial en el marco de una operación que investiga a empresas y bancos por haber pagado sobornos a agentes del ente recaudador de impuestos para perdonar deudas millonarias. “Es una operación político-mediática para alcanzar a Lula”, denunció Paulo Pimenta, diputado del PT. El caso vincula a uno de los deudores con la empresa de uno de los hijos del expresidente y llamó la atención hasta de los más agudos analistas políticos.

La cadena Globo, a través de su socia RBS, que domina el sur de Brasil desde Porto Alegre, es uno de los principales sospechosos de este megaescándalo llamado Operación Zelotes. El perjuicio al Estado sería varias veces más importante que la corrupción denunciada en la estatal petrolera Petrobras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*