Mal uso de la vía del aeropuerto se busca frenar con cobro de ingreso

taxis-porCuatro máquinas dispensadoras en solo 15 minutos emiten 220 tiques de ingreso a conductores que llegan al aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en la avenida de las Américas, en el norte de la ciudad.

Son las 18:10 del jueves 24 de diciembre y el tráfico a esa hora empieza a aumentar en la arteria vial, que conecta el centro con el norte de la ciudad.

A la par, las colas en los dispensadores de entrada a la terminal aérea siguen creciendo y ocupan unos 30 metros hasta llegar a la av. de las Américas, formando cuatro columnas con más de una decena de autos en cada una.

Los pitos se escuchan reiteradamente a esa hora entre algunos conductores desesperados, mientras las plumas de ingreso bajan y vuelven a subir para permitir el paso de los carros.

El tráfico que se genera en las Américas, en especial en las llamadas horas pico, lleva a que decenas de conductores usen la ‘viveza criolla’ y tomen el ingreso del aeropuerto para evitar el tráfico y dos semáforos ubicados en esa avenida.

Atravesando el interior del aeropuerto, a los conductores solo les toma dos minutos llegar a la zona de la terminal terrestre y posteriormente avanzar a la avenida Benjamín Carrión.

Ese mismo trayecto se cubre por las Américas en 5 o 10 minutos. Ello motiva a elegir el “atajo vial” del aeropuerto, aducen conductores.

Nicolás Romero, gerente de la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil, manifiesta que el mal uso de la vía interna está motivando congestionamientos en las entradas del aeropuerto y eso ya analiza su administración.

“Estamos analizando qué hacer y una de las soluciones que tenemos es hacer que los primeros 15 minutos ya no sean gratuitos”, expresa Romero sobre la propuesta que pretenden presentar al Municipio para su autorización.

El funcionario explica que la alternativa que se propondrá será la de cobrar entre $ 0,10 a $ 0,50 por ingreso, aunque la tarifa por hora bajaría.

Según Romero, los conductores que usan la vía interna como un atajo buscan dirigirse sobre todo al vecino cantón de Samborondón.

A su vez, dice, este problema se ha unido con la proliferación de taxistas y choferes informales que ingresan y deambulan por el parqueadero del aeropuerto aprovechando que tienen 15 minutos gratis.

Añade que incluso ya se han dado casos de pasajeros que han perdido vuelos por el atasco en el ingreso de vehículos.

Datos preliminares que maneja la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil refieren que el 75% de autos que entran al aeropuerto no están más de 15 minutos.

Justamente desde las 18:00 a 19:00 del 23 de diciembre, mientras la entrada a la terminal se encontraba congestionada, seis vuelos estaban programados con llegadas y partidas.

Jaime Vargas, de la operadora de turismo Vansertrans, señala que como medida de precaución ahora programan sus llegadas al aeropuerto con 30 minutos de antelación por las largas colas. “Esa tarifa sería buena para que aprendan los choferes”, dice.

Motociclistas

En un lapso de 15 minutos, este Diario constató que igual número de motociclistas evadieron los controles de entrada y salida del aeropuerto (El universo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*