Pedro Pablo Kuczynski juró como presidente de Perú

kusinkiPedro Pablo Kuczynski juró como presidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski juró como presidente de Perú

Pedro Pablo Kuczynski asumió como presidente de Perú para el período 2016-2021, con el reto de reactivar la economía del país, combatir la inseguridad ciudadana y la pobreza.

El flamante mandatario comenzó muy temprano su agenda. Primero estuvo presente en el Palacio de Torre Tagle, donde fue condecorado con la Orden del Sol del Perú en el grado de Gran Collar y con la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos en el grado de Gran Cruz Especial.

“Me presento a inaugurar el mandato que ustedes me han encomendado. Debo agradecer a todos y todas, a los que votaron y no votaron por mí”, comenzó su discurso en el Congreso.

Y agregó: “Quiero una revolución social para mi país. Anhelo que en cinco años el Perú sea un país más moderno, más justo, más equitativo y más solidario. Ser un país moderno significa ser un país honesto y no corrupto”.

“Necesitamos ser un país comprometido en la lucha contra la corrupción. Los invito a todos a luchar contra la corrupción”, señaló.

El jefe de Estado también habló de la necesidad de que haya igualdad de oportunidades y se refirió a la salud pública: “Ser un país moderno significa ser un país con igualdad de oportunidades. Trabajaremos intensamente en salud pública. Sin salud no hay desarrollo. Lucharemos contra la tuberculosis, contra el sida y el cáncer”.

Pedro Pablo Kuczynski (PPK) también se refirió a la educación y la seguridad: “En 2021 todos los niños tendrán acceso gratuito a educación de calidad. Un pueblo educado no se equivoca. En 2021, año del bicentenario, viviremos en un país seguro”.

En la sede del Legislativo, lo acompañaron los mandatarios Mauricio Macri, de Argentina; Horacio Cartes, de Paraguay; Enrique Peña Nieto, de México; Michelle Bachelet, de Chile; Juan Manuel Santos, de Colombia; y Rafael Correa, de Ecuador.

Con una economía sólida pero con una informalidad del 70%, el nuevo presidente promete una “revolución social” que no sólo genere empleo sino que provea servicios básicos como agua potable a un 30% de la ciudadanía que carece de ella.

También pretende reactivar proyectos mineros claves para el país, paralizados por conflictos sociales ante temores de daños ambientales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*