“Me bajaron de la tarima por ser negra”

xser negraA diario, entre parejas, amigos, familiares y colegas, se suele etiquetar por afecto, sin embargo, otros suelen hacerlo como forma de discriminación. Así lo experimentó la comunicadora Grace Reyes Cáceres cuando la despreciaron en una actividad, en su natal Cotuí, por su color de piel, cuando apenas emprendía la carrera de comunicación que tanto le gusta.

“¡Me bajaron de una tarima por ser ‘negra’!’’ Explica Reyes Cáceres, al momento que agrega, que para los organizadores, simplemente no encajaba en ese grupo.

Esta situación no detuvo a la joven multifacética a seguir cumpliendo sus sueños, es que para ella, haber pasado por esta experiencia la hizo crecer profesionalmente, por lo que dice a los jóvenes que sigan adelante ante cualquier obstáculo.
“Porque si yo me hubiese quedado llorando en Cotuí no estuviera aquí, pienso que esas cosas que pasan son para crecer y para que uno se estudie y se aconseje”.

Concibe que sí hay oportunidades, lo que hay que ser es arriesgada y lanzarse, porque cuando se tiene talento se pueden hacer muchas cosas y no se opta por encasillarse.

“Creo que si la muerte me sorprendiera hoy me iría satisfecha porque he logrado lo que me he propuesto. Me considero una mujer positiva, proactiva, que se autoaconseja, que ha dejado el miedo atrás y ha aprendido a tener paciencia”, manifiesta.
Hoy en día Reyes Cáceres, se ha formado como locutora, actriz, ‘disc jockey’, entre otras cosas.

Sus inicios

La pasión de Grace Reyes Cáceres por la carrera de Comunicación Social, mención Periodismo, empezó en su pueblo, Cotuí, cuando era una niña, sin embargo, es en Santo Domingo donde se desarrolla como profesional junto a personalidades como Rafael Corporán de los Santos. Recientemente Reyes formó parte del elenco del programa Escándalo del 13.

UN APUNTE

Nuevos proyectos

La comunicadora Grace Reyes Cáceres tiene en agenda incursionar como merenguera típica y en el mundo de la actuación. Además presentará un calendario como protesta en nombre de la mujer maltratada. http://elnacional.com.do/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*