Detección oportuna de tumores permite salvar vidas

7. hgdc articulo telegrafo 2017-001 urologia 17 02 2017 (1)

Virgina, de 27 años, oriunda de Quevedo, casada con Rafael y madre de 3 pequeños, durante la visita a su padre Ángel Saltos, quien vive en el sector de Marianitas – Calderón de la ciudad de Quito, fue atendida en la Emergencia del Hospital Docente de Calderón, en donde se realizó a una intervención quirúrgica, donde ésta cirugía de alta complejidad fue la única opción para evitar exponerse a disminuir sus años de vida debido a un tumor ubicado en su riñón izquierdo.

El de Virginia, es un caso especial ya que este tipo de tumores no se presentan con frecuencia en pacientes jóvenes sino en mayores de 50 años. Es así, que al sentir un fuerte dolor en el área estomacal, ingresó por emergencia y tras estabilizarla, es referida a la consulta externa por molestias gastrointestinales y dificultad para ingerir alimentos lo cual le causa cólicos a nivel abdominal. Aquí fue atendida por el Dr. Gabriel Salvador, cirujano urólogo, quien señaló que, “al realizar los estudios de imagen se encuentra como hallazgo incidental, una masa tumoral sobre el riñón izquierdo, lo cual extrínsecamente comprime el estómago y causa la dificultad en la alimentación sin que el problema sea de origen gastrointestinal”

Una vez determinada la patología de Virginia, el procedimiento es determinar el estado del tumor, con exámenes de imagen, como tomografías contrastadas, para verificar el tipo de complejidad tumoral, entre otros, y proceder a planificar una oportuna cirugía.

La operación realizada, como indica el especialista, fue una nefrectomía radical, ya que el tumor de aproximadamente 18 cm.,  estaba adherido al polo superior del riñón, lo cual implica realizar la intervención por vía lumbar extrayendo totalmente el tumor con el riñón izquierdo completo.

Durante la cirugía fue asistida por un equipo multidisciplinario compuesto por: cirugía general, cardiotorácica, anestesiología y el equipo de enfermería, lo cual permite una contención de los equipos por cualquier tipo de complicación gastrointestinal o vascular y garantizar un resultado exitoso de la cirugía.

Al presentarse este tipo de padecimientos, si no se realiza la extracción de toda masa compleja que tenga característica imagenológicas de malignidad, las complicaciones podría ser metástasis, que es la reproducción o extensión del tumor o la enfermedad que va avanzando por todo el cuerpo.

Ahora, la joven paciente, pasa por un periodo post operatorio con una buena evolución y recuperación en la que puede ingerir ya normalmente los alimentos. Su padre, Ángel, con una sonrisa, al ver un excelente resultado, lo cuenta todo: “desde que ingresamos fuimos atenidos con mucha amabilidad en el área de emergencia, y la operación se programó inmediatamente después de conocer los resultados de todos los exámenes que fueron realizados aquí mismo…las manos del doctor donde afortunadamente mija fue a dar, son las manos que devuelven la esperanza, y todo esto fue gratuito.”

Virginia, volverá en cuatro días al hospital para retirar los puntos y el respectivo control pos- operatorio, ella anhela volver a su ciudad y abrazar a sus tres hijos quienes la vienen extrañando desde que inició el proceso de recuperación de su salud en este hospital público, que como señala, ha cambiado tanto y ofrece un servicio que antes, ni se soñaba.

En el HGDC se han realizado tres cirugías de extracción de tumor, todas con resultado favorables, éste ha sido el segundo tumor más grande hallado en el Hospital, que se suman a los más de 300 procedimientos urológicos y 1500 citas en consulta externa, desde la apertura del Hospital.

CZ9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*