Crean vacuna que bloque efectos de  la heroína 

Investigadores han desarrollado un compuesto que bloquea los efectos narcóticos de la heroína mediante el reclutamiento del sistema inmunológico del cuerpo para combatir la droga: esencialmente es una vacuna contra la heroína.

En un estudio publicado en el Journal of the American Chemical Society, los químicos del Instituto de Investigación Scripps describen cómo trabaja el compuesto. También revelan que ha sido eficaz en las pruebas con monos Rhesus y alegan que es la primera vacuna opiácea en conseguirlo.

Los resultados se produjeron después de ocho años de trabajo, incluyendo pruebas en roedores en las que se utilizaron diferentes permutaciones de la vacuna. Cuando se expone a una parte de la estructura molecular de la heroína que está en la vacuna, la respuesta del sistema inmunológico es producir anticuerpos adaptados a esa estructura. Es el mismo proceso por el cual, digamos, una vacuna contra la varicela produce anticuerpos para ese virus específico. Y de la misma manera, cuando el sistema inmunológico vuelve a encontrar lo que reconoce como una amenaza, los anticuerpos lo descomponen. Eso evita que la heroína llegue al cerebro y produzca la euforia que los usuarios anhelan, y vuelve a la vacuna potencialmente útil en el tratamiento de la adicción: Sin los efectos narcóticos, podría ser mucho más fácil dejarla.

Debido a que el compuesto es específico para la heroína, no podría bloquear otros fármacos que usan opiáceos

Cuando los investigadores iniciaron las pruebas en los monos, rediseñaron su compuesto para volverlo más parecido a la heroína con la esperanza de mejorar la respuesta inmune. Vieron una respuesta eficaz en cuatro monos a quienes les suministraron tres dosis del compuesto; sus sistemas inmunológicos neutralizaron dosis variables de heroína. La respuesta más fuerte ocurrió durante el primer mes, pero los efectos duraron más de ocho meses. Dos monos que ya habían recibido la vacuna en pruebas anteriores mostraron una respuesta mucho mayor en la segunda ronda, lo que sugiere que el compuesto podría producir inmunidad a largo plazo. No se observaron efectos secundarios aparentes.

Debido a que el compuesto es específico para la heroína, no podría bloquear otros fármacos que usan opiáceos como los analgésicos, dicen los investigadores. Tampoco interfiere con los medicamentos para el tratamiento de la adicción o la prevención de sobredosis: la naloxona, a menudo utilizada para revertir una sobredosis, todavía sería eficaz en las personas vacunadas.

Relacionados: Así fue como trafiqué heroína de Mexicali a Nueva York

Vacunas similares para otras drogas en las que no se llevó a cabo la fase de pruebas en primates, fracasaron durante los ensayos clínicos humanos. Los investigadores de Scripps creen que su enfoque les da una base más sólida; han sido capaces de ajustar cuidadosamente el compuesto durante años de experimentación. “Creemos que este candidato a vacuna resultará seguro para las pruebas con seres humanos”, dijo en un comunicado Kim Janda, profesor de química y el líder del estudio. Los componentes de la vacuna, señaló, ya han recibido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos o han sido probados con seguridad en pruebas anteriores.

Todavía no hay un cronograma para probar la vacuna en los seres humanos. Antes de que eso pueda suceder, los investigadores están buscando autorizar el uso de su compuesto a una compañía externa para que los ayude en el proceso de pruebas clínicas. (VICE.COM)