Periodistas celebraron su día en la Plaza Eugenio Espejo

Al grito de “¡viva la libertad de expresión!” gremios de periodistas se concentraron este viernes 5 de enero de 2018 frente al monumento a Eugenio Espejo, ícono de quienes ejercen esta profesión, en el bulevar 24 de Mayo, en el centro histórico de Quito.

Después de colocar una ofrenda floral, hicieron un llamado al Gobierno para que se tomen definiciones en torno a la Ley de Comunicación.

La presidenta de la Unión Nacional de Periodista (UNP), Guadalupe Fierro, reconoció que el Presidente Lenín Moreno, tiene “una actitud diferente” frente a la prensa, dijo que esto no es suficiente.

“Mal haríamos, el periodismo ecuatoriano, en bajar las banderas de la lucha, cuando todavía tenemos una Ley de Comunicación que sigue siendo una ‘Espada de Damocles’ sobre esta profesión”, indicó en su discurso.

Sostuvo que la Superintendencia de Comunicación (Supercom), creada con esa norma, es “una institución incompatible con un régimen democrático y que refleja un espíritu inquisitorial que creíamos superado en la Edad Media, a través de la cual se controla el pensamiento”.

A su juicio, esta ley debe ser derogada para reemplazarla “por una normativa que tenga raíces democráticas, que respete los convenios internacionales y que respete a la Constitución y a la profesión del periodista”.

En 1992 el Congreso Nacional como se llamaba en esa época, determinó el 5 de enero como fecha para celebrar el Día del Periodista Ecuatoriano.

En recuerdo de los 226 años de la aparición del primer número del periódico Primicias de la Cultura de Quito, el jueves 5 de enero de 1792, por el genio precursor del Eugenio De la Santa Cruz y Espejo.

Desde entonces la actividad periodística ha marcado hitos en defensa de la libertad y la democracia. Ni los alentadores triunfos ni los inesperados reveses han mermado los afanes del periodismo.

“Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo”: Gabriel García Márquez.
Este personaje de la lietratura universal sin ser un periodista como tal, dejó grandes huellas en esta actividad que por mucha reprimenda que haya recibido en las dictaduras y en las “democracias” dictatoriales no decaerá; por el contrario, cada arremerida, será un aliciente para seguir adelante en defensa de las grandes mayorías.

Felicidades periodistas por siempre….