Perú, ¿país que odia a sus mujeres?


Juana Mendoza, madre de tres niños, se oponía a la relación que Esneider Estela Terrones tenía con su hermana Liliana. Esneider Estela no sólo había sido violento con su hermana, sino que también había sido detenido en el 2017 (y luego liberado) por tráfico ilícito de drogas y por tener vínculos con la banda criminal ‘Los sicarios de Cajamarca’.

Cuando Liliana cortó palitos, Esneider decidió ir hasta el puesto de salchipapas de Juana a vengarse. Le echó gasolina en plena vía pública y le prendió fuego para así quemarla viva. Ahora Juanita, como le dicen sus familiares, se debate entre la vida y la muerte pues tiene el 90% del cuerpo quemado y ambos pulmones en mal estado. Uno de sus hijos también presenta quemaduras en el rostro, producto del fuego.

Si has leído hasta aquí quizás te interese saber que este caso sucedió el viernes. En estos cuatro días hemos visto más… Ayer Latina difundió un video que capta la agresión de Marco Chacmani contra su ex pareja Magaly Escalante y termina por destrozarle el tabique frente a sus mellizos en Cusco. Ellos estaban separados hace seis años, pero el sujeto (con más de una denuncia de por medio) insistía, llamaba y visitaba a la mujer para amenazarla.

Ayer también pudimos conocer el caso de Elizabeth Torres Pérez en Barrios Altos. Su conviviente, Johan Rocca Martínez, la golpeó, la arrastró hasta la cocina y colocó la cabeza de la mujer sobre una hornilla para intentar quemarla. Al no conseguirlo, le arrojó agua hirviendo.

Desfigurar y atentar contra el cuerpo y rostro de la mujer. Dos constantes. No estamos hablando de intentos “comunes” de homicidio. Mujeres quemadas y agresores que repiten una y otra vez: “si no es mía, no será de nadie”, “quería quemarle un poco el rostro, para que aprenda”… se las escuchamos también al feminicida de Eyvi Ágreda, Carlos Hualpa, cuyo nombre no olvidamos ni olvidaremos.

Este quizás sea uno de los más grande problemas a la hora de querer calificar casos como el de Juana Mendoza como intento de homicidio calificado y no como tentativa de feminicidio. Puede que según el código penal ambos delitos tengan penas similares, puede que sea más fácil acusar al sujeto de homicida, puede… ¿y el debe?, ¿qué es lo que debería ser?

La ley de feminicidio nos plantea un tema simbólico. No en vano estos sujetos buscan desfigurar a sus víctimas hasta matarlas. La violencia de género es real, pero las normas que ya tenemos deberían jugar el papel que corresponde a la hora de sancionar. El uso de fuego y la crueldad son agravantes y Esneider Estela, como muchos otros agresores, era un conocido delincuente con antecedentes. Otorgar medidas de protección antes de la desgracia es lo mínimo en casos como estos. Quizás suene a un debate para los abogados, pero son nuestros congresistas los que deberán fortalecer nuestro sistema normativo en base a estos criterios.

Es real. Nos están matando. (Tomado de La República de Perú)

————————————————————————-

EN ECUADOR

Un hombre le prendió fuego a su expareja en Daule
EDGAR ROMERO · DAULE · I 29 JUN 2018 / 13:00 H.
La mujer, de 43 años, fue rociada con gasolina por su exconviviente presuntamente por celos.

En un sector desolado, en la vía perimetral, una mujer fue rociada con gasolina y posteriormente quemada por su expareja, la noche del jueves 28 de junio de 2018.

Jaime Quintero habría sacado, con engaños, a Amada de Jesús Ruiz de su casa, ubicada en el sector San Pablo de Nobol, tras un ataque de celos; horas antes, supuestamente la vio con su primera pareja.

Los agentes Luis Barzola y Erick Batallas recopilaban hoy indicios y registraban versiones de los moradores del sector acerca de la tentativa de femicidio.

Su primer conviviente, Marcos Paredes, de 50 años, indicó que Ruiz y Quintero mantuvieron una relación de aproximadamente dos meses. “Estábamos en planes de volver; al parecer, eso le molestó al sujeto”, dijo.

Quintero se la habría llevado de su domicilio en un vehículo alquilado, junto al hijo de Paredes y Ruiz. Dejó al menor en una gasolinera de Nobol para llevar a la mujer hasta la vía a La Seca. Una vez en el lugar, sacó una poma de gasolina y de inmediato la baño y prendió fuego. Los moradores comentaron que el sujeto estaba en compañía de tres hombres más, explicó Paredes.

El subteniente Andrés Vaca, jefe de control de la Policía del Comando Daule, señaló que fueron alertados de la emergencia a través del ECU 911. “Al llegar al sitio, encontramos a la mujer con su ropa chamuscada; tenía quemaduras en el tórax, espalda, piernas y brazos por lo que de inmediato la trasladamos al hospital Vicente Pino Morán de Daule”, informó Vaca.

La doctora Priscila Mera manifestó que esta señora, de 43 años, tiene el 90 % de su cuerpo con quemaduras de segundo grado. Posteriormente, fue traslada a Guayaquil.(EXTRA)

https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/12/hombre-secuestro-quemo-exmujer

http://www.elcomercio.com/actualidad/familiares-sentencia-ataque-mujer-acido.html
https://www.pressreader.com/ecuador/diario-expreso/20180701/282059097743957