Asamblea ecuatoriana rechazó declaraciones de presidentes de Bolivia y Venezuela

La Asamblea del Ecuador, aprobó con 85 votos este martes 10 de julio de 2018, una resolución de rechazo a las declaraciones de los Presidentes de Venezuela Nicolás maduro y de Bolivia Evo Morales, por sus criticas a la administración de justicia en Ecuador.

Días atrás los mandatarios de esos países hicieron pronunciamientos de respaldo al ex presidente rafael Correa, procesado por la justicia, debido a su involucramiento en el secuestro en Colombia  del activita político Fernando balda.

Algunos asambleístas, de oposición y oficialistas se pronuniaron sobre el tema.

“Los países democráticos tenemos que hacer defender nuestras leyes, la Constitución y soberanía, por lo que planteo la resolución para rechazar los criterios antidemocráticos de los presidentes de Venezuela y Bolivia”, dijo el legislador Byron Suquilanda, al referirse a los procesos judiciales que vinculan al expresidente Rafael Correa en un caso que se investiga. “Los presidentes nombrados deben resolver los problemas de sus países y no meterse en la justicia ecuatoriana”, aclaró.

La resolución aprobada rechaza las expresiones vertidas por los dos mandatarios, quienes según el documento, tratan de ejercer una presión que busca lesionar el principio de soberanía. Subraya que Ecuador es un Estado democrático, soberano y de derecho y aclara los principios de soberanía y autodeterminación del país. Insta a la Función Judicial a que siga realizando su labor con independencia y en apego a las leyes sin presión ni injerencia.

El legislador Juan Cárdenas, calificó a la propuesta como un “disparate” para ganar notoriedad. Mientras que Silvia Salgado, dijo que la respuesta será valorada en el escrutinio internacional.

César Rohon, en cambio, dijo que es necesario hacer respetar la Constitución y la Ley que claramente condena la injerencia de los Estados en los asuntos internos de cada país, mientras que Ximena Peña instó a la Asamblea Nacional a responder de manera equilibrada, garantizando los derechos del país en situaciones como esta, pues no pueden justificar las declaraciones que dos mandatarios hicieron sobre procesos judiciales que Ecuador realiza.