Reformas la la Ley de tránsito buscan una real convivencia vial

Miércoles, 01 de agosto del 2018. La Comisión de Gobiernos Autónomos, Descentralización, Competencias y Organización Territorial, presidida por Montgómery Sánchez, recibió a la Federación de Cooperativas de Transporte Público del Ecuador (Fenacotip) y al presidente de la Comisión Ocasional de Tránsito, quienes informaron sobre las competencias delos Municipios en materia de vialidad y la coordinación con el órgano rector de esta área, que es el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

Fafo Gavilánez, titular de la Comisión Ocasional de Tránsito, subrayó que en el articulado de las posibles reformas a la Ley de Transporte se priorizó la protección a grupos vulnerables como peatones, ciclistas y motociclistas, sobre otros medios de movilización.

Se destinará un porcentaje de las multas para un fondo que invierta en proyectos de educación y seguridad vial, resaltando el concepto de una real convivencia vial, puesto que los cambios buscan reducir la siniestralidad y la mortalidad en las vías, a través de normas y regulaciones efectivas.

Normará, dijo, la utilización de los espacios públicos y vías alternativas para ciclistas y peatones, a fin de optimizar su desplazamiento en las ciudades y cantones del país y se mejorarán los esquemas administrativos de sanciones en contravenciones de tránsito. Como apoyo a la ley se dotará de un insumo tecnológico en lo referente a prevención, revisión y sanción en esta materia.

Sobre las competencias de los municipios, ellos deberán promover, ejecutar y mantener campañas, programas y proyectos de educación en temas relacionados con la convivencia, tránsito y seguridad vial dentro de su jurisdicción cantonal.

Estudios integrales de movilidad

Abel Gómez, de la Fenacotip, en sus aportes, aseguró que dentro de las competencias de los municipios en movilidad, no está la de emitir ordenanzas sobre tránsito que se contrapongan con las políticas públicas del ente rector, que es el Ministerio de Transporte.

Estas ordenanzas que emiten ciertos municipios afectan a la movilidad, tanto provincial, cuanto interparroquial, perjudicando a la transportación, ya sea en servicio o en el ámbito tarifario y de rentabilidad, precisó Gómez.

Indicó que la mayoría de los municipios carecen de un centro técnico de revisión vehicular, pese a que tienen esa responsabilidad no los han instalado, situación que los obliga a movilizarse hacia Quito, Guayaquil o Cuenca, ya que a nivel local no están preparados para estas actividades. “Antes de emitir cualquier regulación, los municipios tienen que respaldarse en estudios técnicos integrales de movilidad”, agregó.

Aseveró que, como Federación, han cumplido con todos los requisitos para bajar la siniestralidad en las vías, tanto nacionales, cuanto locales.