Forntera Norte: pocos venezolanos saben que requieren pasaporte para ingresar a Ecuador

La decisión de Ecuador de exigir el pasaporte a los ciudadanos de Venezolanos para entrar al país los tomó desprevenidos a muchos que ya estaban en camino desde hace varios días.

La medida se aplica desde este sábado 18 de agosto del 2018. Ese fue el tema principal de conversación que el Presidente Lenin Moreno mantuvo el jueves pasado con los extranjeros venezolanos a quienes ya se les advirtió de la medida.
Este viernes hacían filas en las oficinas de Migración de Ecuador y de Colombia junto al puente de Rumichaca, en Carchi, para ingresar antes de que entre en vigencia la medida.

Iván Salazar, quien inició su viaje en el estado de Táchira para “probar suerte” en Ecuador, se enteró de la decisión en la fila de la dependencia colombiana. Intentaba terminar los trámites solamente con la cédula de identidad y pisar suelo ecuatoriano, antes de que la medida entrara en vigor; pero al paracer eso no se cumplió.

El ministro del Interior, Mauro Toscanini, anunció la resolución el jueves 16 de agosto. “Es un golpe más para nuestra gente. No nos deben cerrar las puertas. Eso provocará que muchos compatriotas ingresen por las quebradas y los pasos informales, porque a Venezuela no regresaremos”. Así se lamentaba Mayra Meléndez, otra viajera que esperaba al final de una fila de 600 metros.

En el lado ecuatoriano, la cola era de 300 metros. Viajeros como Pedro Rafael Parra aseguraban que actualmente es imposible adquirir pasaporte o cédula en Venezuela, por falta de materiales y los costos que implica.

Una venezolana, llamada Yuraima, mostraba un pasaporte caducado en el 2015 y aseguraba que aunque el pasaporte exprés está a 936 000 bolívares (USD 9,36) solo los que pueden pagar USD 100 o 200 a los tramitadores logran conseguir el documento.
En Ecuador la defensoría del pueblo, pidió a las autoridades de cancillería, desistir de la medida por considerar que debido a la crisis que viven los venezolanos, es imposible que adquieran ese documento.
Pero no todos se van a Perú o Chile, muchos migrantes se quedan en Ecuador y actualmente viven en albergues, casas de acogidas y en las calles debido a la falta de dinero.