Gobierno veta la renovación automática de frecuencias de radio y televisión

Quito, miércoles 26 de diciembre de 2018. El secretario nacional de Comunicación, Andrés Michelena, anunció que el Gobierno ha decidido vetar la transitoria octava, que trata de la renovación automática de frecuencias de radio y televisión.

“Como Gobierno hemos analizado la propuesta y vamos a vetar la transitoria número ocho. Esta es la disposición del presidente de la República. No podemos avalar una propuesta que vaya en contra de la Constitución, la misma que dice que se creen mecanismos transparente y ágiles para la asignación de frecuencias”, aseguró Michelena durante una entrevista en Contacto Directo.

Dentro de las reformas aprobadas por la Asamblea consta una disposición que fija la renovación automática, por única vez, de las concesiones de frecuencias de radio y televisión, en un plazo de 60 días. “Vamos a ir en contra de todo lo que sea aglomeración de frecuencias en el caso del espectro radioeléctrico. Son tres motivos suficientes para que el presidente vete la transitoria número ocho. Nosotros podemos hacer la renovación de concursos, dependiendo de cada medio de comunicación, frecuencia, vigencia o término del contrato de concesión”, comentó el secretario de Comunicación.

El Pleno de la Asamblea Nacional aprobó este martes 18 de diciembre de 2018, con 75 votos el paquete de reformas a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), que plantea, entre otros puntos, la eliminación de la Superintendencia de Comunicación (Supercom) y del linchamiento mediático.

El contralor general del Estado subrogante Pablo Celi, pidió este jueves 20 de diciembre de 2018 al presidente Lenín Moreno vetar esta disposición. “Estarían yendo en contra del pronunciamiento del contralor Celi que solicita que se revise uno por uno los 277 casos de asignación de frecuencias y que se declare nulo el proceso de concurso de frecuencias”, dijo Michelana.

Pero no solo la contraloría, pidió que se vete la transitoria en mención, sino también, la Cámara de medios y la AEDEP, quienes piden que se analice cada caso.