Ecuador firmó Declaración de Chapultepec

El presidente Lenín Moreno firmó este 20 de febrero la denominada “Declaración de Chapultepec”, documento suscrito por 70 mandatarios del continente y que sugiere las garantías a la libertad de expresión y de prensa.

“Como gobierno siempre defenderemos el trabajo de la prensa libre”, dijo Moreno al destacar que la firma de la declaración coincide con la promulgación en el Registro Oficial de las reformas a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC).

Durante el evento que se desarrolló en la Capilla del Hombre, museo de arte construido por el extinto pintor Oswaldo Guayasamín, el mandatario subrayó que entre las reformas a la LOC sobresale la eliminación de la agencia que sancionaba los contenidos de los medios de comunicación.

En el evento participaron los principales directivos de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), presidida por María Elvira Domínguez, organismo integrado por los principales medios de comunicación privados de América, con el que el gobierno de Ecuador retomó el diálogo en octubre de 2018.

En su alocución, Domínguez se refirió a las conflictivas relaciones que mantuvo la SIP con el gobierno anterior y ponderó los avances del gobierno de Moreno en cuanto a las garantías del ejercicio periodístico.

La Declaración de Chapultepec, consensuada en 1994 en México, es un decálogo de principios, entre los que se destaca que “no hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa.
Que el ejercicio de esta no es una concesión de las autoridades; es un derecho inalienable del pueblo”. El documento contiene 10 artículos que trazan una hoja de ruta para gobiernos y sociedades en la ejecución de la libertad de expresión. (I)

 

Los Acuerdos de Paz de Chapultepec, México fueron un conjunto de acuerdos firmados el jueves 16 de enero de 1992 entre el Gobierno de El Salvador y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en el Castillo de Chapultepec, México, que pusieron fin a doce años de guerra civil en el país.1​2​

firma de los acuerdo de paz de chapultepec, (circa 1992)

Las primeras negociaciones entre gobierno y guerrilla fueron acercamientos al diálogo, sin obtener verdaderos acuerdos que derivasen en el fin del conflicto. Tras varias rondas de negociación, el número de víctimas seguía creciendo y la polarización política dificultaba la finalización pacífica del conflicto.

En 1989, tras la intervención de Naciones Unidas,​ se iniciaron negociaciones que arrojaron acuerdos concretos para la salida consensuada al conflicto. Se nombraron comisiones negociadoras por ambas partes y se estableció una agenda para tratar los puntos álgidos por resolver.​

Como resultado de la negociación, se produjeron varios acuerdos y modificaciones de la Constitución de la República, que permitieron que ambas partes cedieran hasta lograr un consenso, en parte forzados por factores internos y externos que influyeron en las decisiones.​

El documento final de los acuerdos se dividió en 9 capítulos que abarcan 5 áreas fundamentales: modificación de las Fuerzas Armadas, creación de la Policía Nacional Civil, modificaciones al sistema judicial y a la defensa de los Derechos Humanos, modificación en el sistema electoral y adopción de medidas en el campo económico y social.

El cumplimiento de los acuerdos se dio bajo la tutela de una misión especial de Naciones Unidas, la cual dio un finiquito tras 3 años de gestión.