Despedida con honor a un comando del GIR

foto extra
foto extra
Los familiares y amigos del sargento Rodrigo Alquinga le darán hoy el último adiós. El uniformado será despedido con una misa que se celebrará en la Catedral de Quito.

El comando del GIR falleció anteayer, en el norte de la ciudad, mientras intentaba evitar que dos presuntos delincuentes roben 2.000 dólares -bajo la modalidad de “sacapintas”- a un empleado de un restaurante del sector.

“Veía por todos”, repetía Irene del Pilar Tibán, esposa del fallecido, mientras recibía las condolencias de Rodrigo Suárez, comandante de Policía. Los integrantes de la cúpula de la institución asistieron al Grupo de Intervención y Rescate (GIR) a la capilla ardiente preparada para rendirle homenaje.

“Un comando preparado, entrenado que vivió con alegría su vocación”, elogiaba monseñor Ricardo Chamorro, durante la misa.

El uniformado no fue la única víctima. El empleado del restaurante y uno de los sospechosos del delito también fallecieron. Este último registraba tres detenciones por robo y estafa. El general Suárez anunció que solicitará al Consejo de la Judicatura que explique “cómo salió libre en dos ocasiones”.

La Policía busca al segundo sospechoso, quien escapó del lugar luego de herir al comando del GIR. Un vídeo del momento de la balacera da cuenta del trabajo profesional que realizó el policía, informó el comandante Suárez.

También mostrará las pistas para ubicar al segundo sospechoso del asalto. Otro indicio será la información contenida en un teléfono celular que se recogió en el sitio.

Alquinga tenía 43 años y cuatro hijos. Compañeros como Rubén Ñacata lo describen como un héroe. Y así será despedido hoy, en una ceremonia en la que se espera la presencia del presidente Rafael Correa.(Xpreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*