Ecuador firma acuerdo para conformar PROSUR


Este viernes, 22 de marzo, en Santiago de Chile, Ecuador junto con otros siete países firmaron el acuerdo que dio vida al grupo de Progreso y Desarrollo de América Latina (PROSUR). Este organismo fue creado para sustituir a la UNASUR que fue fundado por una serie de gobiernos progresistas años atrás.
El Presidente de La República, Lenín Moreno puso su firma junto con los otros mandatarios para crear la declaración de Santiago. Chile, Guyana, Brasil, Colombia, Argentina, Perú y Paraguay son los otros países que conformarán a este organismo. El primer Mandatario anfitrión, Sebastián Piñera, fue delegado como presidente de la PROSUR.

“Ha sido un buen día para la colaboración, el diálogo, el entendimiento y la integración en América del Sur, porque desde hacía más de cinco años los presidentes de América del Sur no habíamos tenido la oportunidad de reunirnos”, dijo el presidente chileno Sebastián Piñera, tras la firma de la declaración.

En la antesala, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, había rechazado la creación de este nuevo foro porque a su juicio, comete los mismos “errores” de Unasur, que nació con “una finalidad ideológica”. Bolivia también no firmó este acuerdo y no formará parte del organismo.

Por su parte el Presidente Lenín Moreno aseguró que el enfoque que debe atener PROSUR es el ser humano. “Nuestra integración, debe volver la mirada al ser humano, con especial dedicación al más necesitado. Una integración que asegure que América del Sur tiene que seguir siendo una zona de paz, en donde la solución de las controversias sea mediante un diálogo franco y abierto”.

Unasur, creada por Chávez para contrarrestar la influencia estadounidense en la región, quedó virtualmente obsoleta luego de que siete de sus 12 miembros suspendieron su afiliación por diferencias sobre el liderazgo y objetivo del bloque.

El último país en alejarse fue Ecuador hace apenas nueve días. El presidente Moreno no sólo anunció el retiro de su país sino también la reversión del edificio de la sede de Unasur ubicado en Quito y construido por su antecesor Rafael Correa (20017-2017) y el retiro de la estatua del fallecido presidente argentino Néstor Kirchner porque no representaba los valores y la ética de los pueblos de la región.