Estudiantes rindieron examen para universidad

estuAyer, 322.599 aspirantes rindieron la prueba estandarizada que permite obtener un cupo. Por primera vez, en la sexta edición del examen, todos los estudiantes de tercero de bachillerato de colegios públicos, privados, fiscomisionales y municipales, se presentaron a la prueba.

Ese constituye un requisito para que se gradúen, pero no es obligatorio que apliquen para obtener un cupo en una universidad, escuela politécnica o instituto técnico.

El objetivo es tener un “diagnóstico de las destrezas de los estudiantes”, indicó la subsecretaria general de Educación Superior, María del Pilar Troya. Los alumnos podrán optar por ingresar en la universidad hasta el próximo año.

Ayer todos recibieron un sobre que contenía el examen. Hubo 12 versiones, el año pasado fueron seis, explicó Harvey Sánchez, titular del Instituto Nacional de Evaluación (Ineval).

Judy Chango, de tercero de bachillerato del Colegio Hipatia Cárdenas, y Cynthia Chandi, graduada del Colegio Camilo Ponce Enríquez, esperaban afuera del aula A-08. La coordinadora, Yolanda Castillo, llamó a cada una y recibió la impresión del recinto y su cédula.

Las dos acudían a rendir el examen de aptitudes después de haber pasado por un curso de cuatro meses. La una quiere estudiar arquitectura y la otra ingeniería en telecomunicaciones. La una se presentó ayer por primera vez, la otra ya lo había hecho antes.

Sólo con dos lápices 2B en la mesa, un borrador y un sacapuntas, los estudiantes padecían de nervios antes de iniciar. A las 10:30 arrancó. Durante dos horas podían responder las preguntas.

José María Chiriboga, del Colegio Americano, y José María Pérez, del Colegio Tomás Moro, ambos privados, acudieron cinco minutos antes de que cerraran las puertas. No se prepararon y no conocían con exactitud en qué consistía el examen. Acudieron por obligación, caso contrario no se pueden graduar.

Todavía no se ha fijado el número de cupos que se abrirán para el siguiente ciclo universitario, porque hay estudiantes que no postulan o que no aceptan los cupos, explicaron las autoridades. En septiembre del año pasado, 112.000 estudiantes rindieron el examen. De ellos, el 20% no optó por una carrera.

Además, existe un porcentaje de ausentismo de entre el 27% y el 30%, señaló la gerente del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA), Lorena Araujo. A finales de abril se conocerán los resultados de los exámenes para que quienes obtengan la nota mínima escojan entre una y cinco opciones de carreras.

Este año, 20 presos (cinco en Latacunga y 15 en Ambato) rindieron el examen. Igualmente, 418 postulantes se acercaron a los siete recintos en el exterior: España, Italia, EE. UU. y Perú.

Las provincias con más postulantes fueron Pichincha, con 72.109 y Guayas, con 67.297.
Entre las dos últimas ediciones existió un incremento de 17 puntos en el promedio del examen, lo que provocó que la nota mínima aumentara de 500 a 600 puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*