Prisión para japonés que intentó sacar especies desde Ecuador

Quito, jueves 9 de mayo de 2019. La jueza de la Unidad de Garantías Penales de Quito, Paulina Sarzosa, declaró culpable al ciudadano japonéz japonés Hirokazu, por atentar contra los recursos del patrimonio genético de Ecuador, al intentar salir del país con 248 especies endémicas, como arácnidos e insectos, escorpiones, cucarachas, insectos de hojas, escarabajos, avispas, abejas, chinches, perros de agua y mariposas. entre otros, ocultos en su equipaje.

El ciudadano deberá cumplir con una pena de dos años de prisión y pagar una multa de 10 salarios básicos unificados ($3940). Además, como medida de reparación se ordenó que pida disculpas públicas a través de un diario de circulación nacional por recolectar y utilizar este tipo de ejemplares.

En Ecuador, acceder sin autorización a recursos genéticos que contienen los elementos biológicos del patrimonio nacional, es considerado delito. Y precisamente esos especímenes forman parte de la propiedad genética del país, según las autoridades.

La sentencia se basó en el artículo 248 del Código Orgánico Integral Penal, que espeficica. “La persona que incumpliendo la normativa nacional acceda a recursos genéticos del patrimonio nacional que incluya o no componente intangible asociado, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años de prisión. La pena será agravada en un tercio si se demuestra que el acceso ha tenido finalidad comercial”.

Hirokazu fue detenido el 12 de marzo pasado en el Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, cuando técnicos de la Dirección Provincial del Ambiente de Pichincha, en una acción conjunta con miembros de la Unidad de Protección del Medio Ambiente de la Policía Nacional, evitaron que 250 invertebrados (arácnidos e insectos) salgan del país de forma ilegal.

Este hecho fue reportado por funcionarios del Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito al momento de revisar el equipaje de un ciudadano japonés, que tenía como destino la localidad de Hokkaido.

En ese entonces la jueza dictaminó medidas cautelares como la prohibición de salida del país y presentarse una vez a la semana ante la autoridad judicial de la provincia hasta el inicio de la audiencia de juzgamiento.

Según el Biólogo Vladimir Carvajal, curador de la sección de “entomología” del Museo Natural Gustavo Órces de la Escuela Politécnica Nacional, “en el peritaje realizado identificamos especies como arañas, escorpiones, cucarachas, insectos de hojas, escarabajos, avispas, abejas, chinches, perros de agua y mariposas, las cuales no se encuentran amenazadas a nivel nacional, ni son ejemplares protegidos por convenios internacionales”. Se presumen que éstas serían utilizadas en estudios científicos, genéticos y biológicos.

Los especímenes fueron trasladados a un centro de manejo de vida silvestre autorizado por el Ministerio del Ambiente, en el cual permanecerán bajo custodia temporal al cuidado de técnicos capacitados.

Mientras que la defensa del procesado, Boris Carvajal, indicó que la Fiscalía no demostró el acceso a material genético, puesto que lo único que habría hecho su defendido era acceder a material biológico. Además, que lo hizo por desconocimiento, al creer que con la autorización podía reunir todos los insectos que quisiera. Frente a esto, la jueza señaló que se entiende que todo material biológico tiene material genético y que el desconocimiento no exime de responsabilidad a una persona.

La audiencia del juicio directo se realizó en la Unidad de Flagrancia de Quito. El japonés estuvo acompañado de una traductora y de representantes de la embajada de Japón. Al salir de la audiencia, Carvajal señaló que apelará la sentencia.

Mientras que la defensa del procesado, Boris Carvajal, indicó que la Fiscalía no demostró el acceso a material genético, puesto que lo único que habría hecho su defendido era acceder a material biológico. Además, que lo hizo por desconocimiento, al creer que con la autorización podía reunir todos los insectos que quisiera. Frente a esto, la jueza señaló que se entiende que todo material biológico tiene material genético y que el desconocimiento no exime de responsabilidad a una persona.

La audiencia del juicio directo se realizó en la Unidad de Flagrancia de Quito. El japonés estuvo acompañado de una traductora y de representantes de la embajada de Japón. Al salir de la audiencia, Carvajal señaló que apelará la sentencia.