Transportistas piden eliminación de licencia por puntos a la Asamblea de Ecuador

Quito – La Asamblea Nacional aspira aprobar hasta diciembre próximo, en dos debates, un paquete de reformas a la Ley de Tránsito y Transporte Terrestre. El primer debate se retomó este jueves 30 de mayo, luego de continuas suspensiones desde noviembre de 2018.

Dirigentes de las diferentes modalidades del transporte fueron recibidos en el pleno de la Asamblea para ratificar sus observaciones al proyecto que se centraron la regulación de las plataformas para el servicio de transporte de taxis y la eliminación del modelo de licencia por puntos  aplicada desde el 2008, entre otros aspectos.

Abel Gómez, dirigente de los transportistas de pasajeros del Ecuador, dijo que el Estado está en deuda con la transportación y que desde el 2014 no se aplica en el pénsum de estudios de las escuelas y colegios la materia de seguridad vial, como medida de capacitación.

Además, que hay un incumplimiento con la transportación con la aplicación del Plan Nacional de Rutas y Frecuencias; que falta un trabajo articulado con los municipios y la Agencia Nacional de Tránsito.

También comentó que el modelo de licencia por puntos no cumplió el objetivo y que  el efecto es que ahora muchos choferes engrosan las filas de la desocupación.

Dijo que el proyecto debate no recogió las observaciones de los transportistas presentadas en octubre del año pasado, por lo que solicitó que el documento regrese a la mesa o en su defecto se archive el proyecto.

Carlos Brunis, de la Federación de Taxis de Pichincha, destacó que la presencia de las plataformas internacionales son un mal que afecta a los taxistas, y que nada tiene que ver con el servicio de taxis.

Indicó que la Ley en vigencia es clara al determinar que quienes pueden brindar el servicio de taxis son aquellos que tienen el permiso de operación e insistió que el servicio de plataformas cae en la ilegalidad y no brindan la seguridad.

Luis Felipe Vizcaino, presidente de la Federación de Transporte Pesado del Ecuador, lamentó que las reformas aplicadas en los últimos diez años hayan ahondado la crisis de la transportación, por lo que planteó dos políticas para superar el caos: una control de regulación a través de la Agencia Nacional de Tránsito, y otra de seguridad vial.

Respecto a los puntos, aseguró que  “ha sido un fracaso, porque en los últimos diez años los accidentes se han incrementado, y ha servido como arma de chantaje, además es inconstitucional porque es discriminatoria”.

La preocupación de los choferes profesionales según su dirigente, Xavier Salazar, también es la licencia por puntos y planteó la eliminación.

En torno a la capacitación de los choferes profesionales propuso la incorporación de la Federación Nacional de Choferes Profesionales como ente de capacitación.

Jorge Calderón, de la Federación Nacional de Operadores de Transporte en Taxis del Ecuador, manifestó que su gremio reclama la regulación de las transnacionales extranjeras que operan al margen de la Ley.