CEDHU, denuncia amedrentamiento a trabajadores de Furukawa.

Desde el mes de julio de 2019, la empresa Furukawa Plantaciones CA, del Ecuador, que ha mantenido durante 56 años en condición de esclavitud moderna a cientos de campesinos, ha emprendido acciones que los violentan aún más.

Patricia Carrión, denunció que el 9 de julio en complicidad con el notario cuarto de Santo Domingo de los Tsáchilas, Oswaldo Infante, la empresa entregó a los trabajadores, cheques con valores irrisorios que oscilan desde los 200 dólares a los 2.000 dólares, por más de 10 de trabajo.

“La empresa de origen japonés, les obligó a firmar un documento que decía: no soy trabajador de Furukawa”, así, como se les mencionó que estarían contratados y que el dinero entregado, era únicamente una bonificación.

Carrión dijo que el pasado 16 de julio, el ministerio del Trabajo de Ecuador propició una mediación reservada con otro grupo de trabajadores y la empresa, en la que sin ningún criterio técnico, se les ofreció entregar una compensación, a cambio de que no sigan denunciando a la compañía.

Además varios trabajadores de Furukawa, han sido intimidados, por mantener acercamiento con grupos de derechos humanos donde han denunciado los atropellos de la empresa dedicada a la producción de fibra de Abacá.

Este empresa, cuyos dueños son japoneses, está ubicada en el kilómetro 30 de la carrtera Santo Domingo Buena Fe.

Las próxima semana, la Comisión de Derechos Colectivos de la Asamblea tiene previsto visitar la zona para levantar información acerca de las condiciones en las que prestan su servicios los obreros.