Ajustes al salarios, jornada y vacaciones plantea la nueva Ley de Apoyo Humanitario

El argumento del Gobierno es que son necesarias estas medidas para garantizar la estabilidad del empleo en medio de la emergencia sanitaria. No obstante, algunas centrales sindicales han anunciado que demandarán la inconstitucionalidad del texto porque viola los derechos irrenunciables de los trabajadores.

  1. El salario se puede reducir por acuerdo entre trabajador y empleador El artículo 16 de la norma establece que los trabajadores y empleadores podrán modificar las condiciones económicas de la relación laboral, tales como el salario “a fin de preservar el empleo y garantizar la estabilidad de los obreros”. No se establece el tiempo de duración que tendrá este contrato.
  2. Cuatro condiciones deben cumplirse para bajar el salario del obrero Estas condiciones son: (1) El empleador debe presentar los estados financieros al trabajador. (2) No se podrá repartir utilidades a los accionistas de las empresas mientras duren los acuerdos.

(3) Si hay acuerdo con la mayoría de trabajadores para modificar el acuerdo, se deberá aplicar para el resto de obreros que no suscribió el acuerdo. (4) Si no hay acuerdo entre las partes, el empleador puede liquidar al trabajador. 3. Contrato laboral de emergencia puede durar hasta cuatro años La Ley crea un contrato de emergencia con un plazo de duración de 2 años y que podrá ser renovado por el mismo plazo por una sola vez. La jornada puede ser parcial o completa. Es decir, de cuatro u ocho horas diarias, distribuidas en máximo seis días a la semana sin sobrepasar las ocho horas diarias. Los beneficios (fondos de reserva, etc.) serán proporcionales a las horas trabajadas.

  1. La jornada laboral se puede reducir a la mitad Por fuerza mayor se puede reducir la jornada hasta en un 50%; es decir, puede pasar de ocho a cuatro horas diarias. La remuneración deberá no ser menor al 55% de la que tenía antes de la situación de emergencia. Por ejemplo, si un trabajador ganaba el salario básico de USD 400, este monto podrá reducirse hasta en USD 180 y pasar a ganar 220 al mes. En todo caso, la reducción será equivalente a la reducción de la jornada. El aporte a la seguridad social se pagará de acuerdo a la jornada reducida. Esto podrá aplicarse por dos años y renovarse por una sola vez por igual período. Si se dan despidos, las liquidaciones serán de acuerdo al salario que se tenía antes de la emergencia.
  2. El empleador puede decidir las fechas de las vacaciones de sus empleados Los empleadores podrán durante dos años notificar de forma unilateral al trabajador el cronograma de las vacaciones o compensar los días de inasistencia al trabajo como vacaciones devengadas.