Empleo de jóvenes es el más afectado en pandemia, según OIT.

Antes de la pandemia,  por cada 100 jóvenes de entre 18 y 29 años 57 estaban trabajando, 6 desocupados y 37 inactivos. En Ecuador hay alrededor de 3 millones de jóvenes, el 25 % de la población en edad de trabajar.
Son datos que muestra la Organización Internacional de Trabajo (OIT) al analizar la situación de los jóvenes en empleo y protección social en Ecuador y donde indica que dentro de los que tenían trabajo, solo el 31 % de los hombres y el 34,7 % de las mujeres estaban afiliados a la seguridad social. “Se trata de niveles de protección social muy inferiores a los correspondientes a la población adulta”.

Este panorama se ve aún más agravado en el contexto de la pandemia, pues las recesiones afectan más a los jóvenes que a los trabajadores de mayor edad y experiencia, “y suelen ser los primeros en ser despedidos o en ver un recorte de sus horas de trabajo”. Y se desempeñan principalmente en algunas de las industrias más afectadas por el COVID-19: comercio, hotelería y servicios de comidas.
El Grupo Faro, revela otros datos de la misma oit
el 62,4% de la población económicamente activa, de los jóvenes en América Latina y el Caribe está en el sector informal —10 puntos porcentuales más que en otras generaciones. La alta tasa de informalidad de la Región ponen en evidencia que, la mayoría de ellos están más expuestos a insertarse en formas de trabajo con bajas remuneraciones y explotación por parte de sus empleadores. Ana Patricia Muñoz, Directora Ejecutiva de Grupo FARO, en entrevista con ECUADOR AL DÍA, analizo los datos y resultados de esta problemática social, que enfrentan los jóvenes profesionales del país.