La pobreza y desnutrición crónica son temas de análisis en la ONU

En el marco del 75 aniversario de las Naciones Unidas, los gobiernos analizaron los efectos de la Pobreza Multidimensional utilizar el liderazgo para construir mejor la situación de la población infantil, la más afectada por la desnutrición en el mundo. Ecuador no es la excepción.

Ecuador participó con una ponencia de la vicepresidenta de la República, María Alejandra Muñoz.

El objetivo del panel fue juntar las experiencias de lucha contra la pobreza de los 16 países participantes; los discursos de apertura estuvieron a cargo de los países organizadores. El presidente de Chile, Sebastián Piñera y el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, explicaron la situación en sus naciones y la urgencia de la acción internacional coordinada.

Durante su exposición, la segunda mandataria evaluó el uso del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) en la construcción de alternativas que desaceleren los daños del Covid 19.

Además expuso el trabajo coordinado del gobierno ecuatoriano con autoridades locales, sector privado y cooperación internacional en dos frentes: una estrategia intensiva contra la desnutrición crónica infantil en los seis cantones con los índices más altos del país: Santa Elena, La Libertad, Guamote, Guaranda, Taisha y Arajuno; y una intervención con comedores comunitarios en zonas con mayor riesgo.

“El desafío de los líderes es atender el desajuste que el COVID 19 ha traído al tejido social y productivo de nuestros países y repensar todos los planes, proyectos y miradas que teníamos sobre el desarrollo de nuestras sociedades antes de la pandemia”, fue el mensaje que envió la Vicepresidenta ecuatoriana a los dirigentes de las naciones participantes.

“La voz, los derechos y la voluntad de las personas son nuestro centro, hacemos un llamado a la necesidad de fortalecer el multilateralismo, la cooperación  internacional, tomando en consideración a los países de ingresos bajos y también aquellos de ingresos medios que no cuentan con el financiamiento suficiente para brindar soporte a las familias y a las pequeñas y medianas empresas, que son claves en la lucha contra la pobreza y la recuperación económica y social”, destacó. (I)