Hervas, la sorpresa en las presidenciales Ecuador 2021

El candidato del Partido Naranja, se convirtió en el fenómeno de las redes sociales.

Quito, lunes 8 de febrero de 2021 (20h0). El empresario Xavier Marcelo Hervas Mora, el candidato que  rompió los esquemas tradicionales de hacer campaña política y movilizó a los miles de jóvenes a través de las redes sociales. Si el Presidente de una nación se pudiera elegir a través de este sistema, sin duda que habría ganado los comicios del domingo 7 de febrero de 2021.

Los jóvenes se dieron cuenta que el País necesitaba buscar opciones nuevas, y ahí fue donde encajó Hervas, ya que supo llegar a través del “Tik Tok”, la red social asiática, que todos subestimaron, que más utilizan hoy en día grandes y chicos, para promocionar y ver cosas. Y ahí, en ese campo no explotado por la vieja clase política, fue donde “pegó el candidato de la Izquierda Democrática, Lista 12 quien sorprendió a todos con una votación que lo ubica en el cuarto puesto de unas elecciones muy reñidas, en las que los medios mercantilistas solo posicionaron a tres candidatos, Andrés Arauz, de Unidad por la Esperanza-Centro Democrático, vinculado al ex presidente Rafael Correa; Guillermo Lasso Mandoza, Creando Oportunidades, Lista 21 candidato de la derecha, y Yaku Pérez, del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik.

Hervas,  la tercera opción, que tenía el Consejo Ejecutivo de la ID, como candidato para las presidenciales 2021, es un empresario ligado al sector agrícola, no solo que le apuesta a la juventud, sino también a los derechos de las mujeres, personas GLBTI, inclusión de grupos diversos, como: defensores de los animales y de la naturaleza.

En definitiva, la campaña de Xavier Hervas, fue limpia, sin ataques, y eso es bueno, porque se aparta de la tradicional campaña de ataque a la honra de las personas, para ganar votos. “Me quito el sombrero frente a lo logrado por Hervas, me gusta cuando a la gente competente y trabajadora le va bien”. Lo esperamos para el 2025, por qué no, si tiene todo un futuro por delante. La campaña de Hervas fue de lujo, un binomio excepcional, fue increíble el crecimiento, que pudo tener una campaña bien hecha, usando redes sociales, sin mucha caravana, mítines políticos y con un discurso progresista: pro derechos humanos con abrazo a la inclusión en el que las mujeres puedan decidir sobre sus vidas y sus cuerpos.

Esta elección presidencial que tuvimos en Ecuador el domingo 7 de febrero de 2021, será recordada por la singularidad de haberse realizado en medio de una pandemia, un asesino silencioso, que ha matado millones de personas en el mundo.

Aquí algunas características que debemos considerar, no es una coincidencia que los ganadores hayan saltado por primera vez a la palestra política, caso de Andrés Arauz, Xavier Hervas y Yaku Pérez, este último ya con un poco de experiencia al haber ganado en las elecciones seccionales de 2019 la prefectura en Azuay, no tenía una figuración nacional. Al parecer los electores aman los rostros nuevos; los tres acumulan hasta ahora el 68 por ciento del total de los votos válidos.

Agendas nuevas como Ecología, defensa del agua, derechos de las minorías, nuevas formas de vida, derechos de las mujeres, de los animales, marcaron la tendencia. Sin duda que estas elecciones marcaron la aparición de un centro político fijado por los propios electores y no por los actores políticos.

El fenómeno Xavier Hervas que dio la sorpresa, al obtener el 16 por ciento de los votos del electorado. Lo vinculan con Correa por alguna razón que no quiero mencionar y que seguramente ya ha de haber recibido esa llamada de parte del correato. Él ha dicho que no apoyará por ahora a Arauz, si lo hiciera, estaría matando su futuro político. Pero correa intentaría llevarlo a  Hervas a su gobierno y además lo estaría viendo, como el posible candidato para el 2025. Se dejará tentar Hervas, estando afiliado a  ID, eso sería traicionar las lealtades construidas en este proceso vivido ayer domingo. El resultado de los comicios, pone a la ID como el único partido estructurado y vigente como representante de las garantías democráticas y políticas con aceptación y presencia en el País.

De los 16 binomios presidenciales, doce obtuvieron entre todos el 12, 38% de los votos, sepultando a algunos candidatos, como: César Montúfar, Concertación Nacional; Guillermo Celi, Suma; Paúl Carrasco, Juntos podemos, y Gustavo Larrea, Democracia Sí. El problema de la partidocracia en Ecuador, es que no logran, consolidar una tendencia, y más aún sentarse en la mesa de negociación, para buscar solución a los problemas de inseguridad, delincuencia organizada y el fenómeno que más corroe en  la sociedad,  la corrupción.

Xavier Hervas de formación socialdemócrata. Ganó las primarias y se convirtió en el aspirante a la presidencia de Ecuador En pocas semanas se convirtió en un fenómeno de las redes sociales.

Totalmente nuevo en la política, no ha tenido ningún tipo de participación ni como candidato ni en cargo público. Como ecuatoriano seguramente no podía  quedarse cruzado de brazos y ver cómo los políticos tradicionales  siguen  dividiendo a la sociedad.

Estamos viviendo una muy seria crisis económica, pero también es social y de valores.

Reactivación económica, atención a los problemas sociales,    salud, de educación,  seguridad, acceso al crédito, las infraestructuras y los mercados, son temas que requieren atención urgente.

El Ecuador que tiene  una economía dolarizada,  aprobada por la Junta de regulación monetaria, con  una tasa de interés al microcrédito del 28,3% al año, requiere ser analizada y reestructurada, para un desarrollo productivo que permita generar empleo.

Ahora, toca seguir trabajando para el futuro, porque la política es un proceso, no solo activarse en cada época de elecciones.

La Izquierda Democrática (ID) es un partido político socialista democrático ecuatoriano, históricamente socialdemócrata ecuatoriano, miembro de la Internacional Socialista. Su líder máximo, Rodrigo Borja Cevallos, fue presidente de Ecuador de 1988 hasta 1992. Fue la fuerza política más importante del país, tanto en resultados electorales como en organización partidaria, a finales de la década de 1980.