Lasso suma a un sector de la derecha y se aleja de la de Nebot

creoParecía el lanzamiento de una candidatura. El salón del Centro de Convenciones Simón Bolívar estaba lleno de militantes, las banderas de Ecuador flameaban y las consignas que se escuchaban eran: “Esmeraldas presente, El Oro presente, Durán presente…”.

Con quince minutos de retraso entró Guillermo Laso, escoltado por Juanita Vallejo, Auki Tituaña, César Montúfar, Francisco Jiménez y los otros integrantes de Compromiso Ecuador, un frente que lideran Concertación y Creando Oportunidades (CREO) para convocar a una consulta popular.

Lasso y sus compañeros caminaron por en medio de la sala. Iban estrechando manos y abrazando a todos. Las banderas los arroparon y los coros se hicieron más fuertes.

En el frente una gran mesa directiva, dispuesta en tres filas, a manera de gradas, los esperaba. Allí se sentaron; en la primera línea se ubicaron los antes mencionados. “No es una alianza preelectoral por una candidatura sino por la consulta popular”, aclaró la maestra de ceremonias. Entre el público la gente levantaba carteles con el número 73%, en referencia a una encuesta que aseguraba que ese es el porcentaje de ciudadanos que quiere un referendo sobre la reelección indefinida.

Se leyeron todos los nombres de casi 40 organizaciones y personajes que conforman el frente, no solo políticas sino también de comerciantes y agricultores. Algunos son personajes, sin una organización detrás, como Jiménez, Tituaña y Vallejo, además del jurista Roberto López y del economista Omar Maluk. El primero respaldó a Lasso en la campaña presidencial y el segundo hizo lo propio, en alguna ocasión, con Álvaro Noboa. (CONOZCA A LOS MIEMBROS DE COMPROMISO ECUADOR)

En la lista también estaban la exasambleísta Nívea Vélez, del movimiento Convocatoria (Loja) y el actual legislador por Carchi, René Yandún, aunque no estuvieron físicamente. Probablemente el gran ausente sea Andrés Páez, pese a que sí concurrió Henry Llanes, en nombre de la desaparecida Izquierda Democrática.

Tampoco se vio a Luis Fernando Torres, del movimiento local tungurahuense Cambio, ni a Juan Carlos Solines, exaspirante a la vicepresidencia de la República en 2013.

Terminadas las presentaciones vinieron los discursos. Juanita Vallejo, exgobernadora del Guayas en la administración de Rodrigo Borja, destacó la “magia” del recinto, de la atmósfera que se respiraba allí. “Esto me recuerda cuán positivo es cuando nos reunimos en un tema”, indicó.

Reconoció que ya estaba retirada de la vida pública pero que vuelve por lo que considera una amenaza a la democracia. “¡De pie y a luchar!”, afirmó efusivamente al final de su intervención, probablemente la más vitoreada. De allí vino Montúfar. Él advirtió del peligro que significa que gobierne la casta, un término que repitió al menos 10 veces y que ha popularizado la agrupación española Podemos, en referencia a los miembros del régimen bipartidista del país ibérico. “Tenemos una casta que se quiere perennizar en el poder”, insistió.

En su intervención hizo una puntualización. La consulta debe contener una sola pregunta: sobre la reelección indefinida. Con eso quedó descartada la propuesta de Lasso de preguntar sobre la dolarización.

El último en disertar fue el exbanquero. Habló de la importancia de la alternabilidad en la democracia y dijo que si Alianza PAIS no tiene nuevos líderes es problema de ellos. Con esa introducción vino la parte informal del discurso, cuando relató un encuentro con un campesino de Daule, quien le aconsejó que usara un lenguaje simple. “Habla claro, sencillo. La alternancia en el poder se la conoce en el campo como la necesidad de mover a la gallina para ver las cagadas que ha hecho”, le habría dicho el agricultor.

Esa recomendación fue totalmente acogida porque de allí vino todo un enredo de palabras. “Y yo le decía pero la gallina también pone huevos, pero cuando la gallina pone huevos ya no le pertenecen esos huevos. Esos huevos son del gallinero, ya no de la gallina. Para eso es la alternancia en el poder: para conservar los huevos y limpiar las cagadas”, exclamó, y la gente bullía en aplausos.

Ese fue el final de la ceremonia. El compromiso de los participantes es ayudar en la recolección de firmas, en todo el país, pero solo una vez que la Corte Constitucional se pronuncie. No está definida la pregunta, eso vendrá después.

Los periodistas corrieron donde Francisco Jiménez, gobernador del Guayas en la administración de Rafael Correa y ex-Ruptura. Él se desafilió antes de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) borrara del registro a esa agrupación por no cumplir con un apoyo mínimo de votos.

Contó que lo llamó César Montúfar y que accedió por una cuestión de principios. Consultado sobre su ideología, de centroizquierda, dijo que esta se mantiene, que se trata de defender la democracia por lo que no impulsa una candidatura específica.

Algo parecido aseveró Tituaña, quien casi fue binomio de Lasso en 2013, pero por no desafiliarse de Pachakutik a tiempo no lo logró. Indicó que muchos indígenas están en contra de la reelección indefinida, que inclusive la izquierda que apoyó al Gobierno en la Constituyente mantiene esa posición.

Así concluyó el evento. Personal de CREO retiró las banderas de Ecuador a los militantes, las enrolló y guardó en una camioneta. Listas para la próxima ocasión.(Telégrafo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*