El primer Superintendente de la Información fue posesionado en su cargo por la Asamblea Nacional

ochoaCarlos Alberto Ochoa Hernández fue posesionado este martes en sus funciones de superintendente de la Información y Comunicación por parte de la Asamblea Nacional Legislativa del Ecuador.

Ochoa, quien se ha desempeñado como periodista por 28 años en medios privados y públicos, juró su cargo en nombre de los obreros de la comunicación.

Ochoa fue designado el 8 de octubre con cinco votos a favor y dos votos en contra por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

El primer superintendente destacó que la Ley de Comunicación busca poner fin a las listas negras en base a las simpatías o antipatías de los propietarios, directores o de los anunciantes en los medios.

“Sí, les reconozco a todos aquí, soy parcializado, pero en favor de la sociedad. Soy parcializado, pero en favor de los que no tienen voz. Mi rumbo, mi trabajo, siempre estuvo dedicado a los eternos excluidos de mi patria”, recalcó Ochoa al tiempo de puntualizar que el marco de su actuación será la Ley de Comunicación respaldada ampliamente por el pueblo ecuatoriano.

“La ley es la ley, ni se transa ni se negocia”, dijo al inicio de su intervención y recordó el extenso trayecto recorrido antes de la aprobación de la Ley de Comunicación en junio del presente año.

“Una ley que fue creada para garantizar el derecho a la comunicación de todos los ecuatorianos. Una ley que busca, en el marco de la dignidad humana, se respete la honra y la reputación de las personas, su intimidad personal y familiar”, apostilló.

Ochoa indicó que la ley pone en igualdad de condiciones a periodistas, a medios y a receptores. “Y es que pienso que nadie puede como periodista decir lo que no puede mantener como persona”, añadió.

Manifestó que en sus casi treinta años de comunicador ha podido palpar de cerca lo bueno, lo malo y lo feo del mundo de la comunicación.

“Tengo la experiencia y el conocimiento suficiente para actuar con firmeza en favor de los derechos de la sociedad, no en contra de los medios de comunicación; en favor de la información, no de su censura”, puntualizó Ochoa cuya designación fue objeto de críticas por parte de gremios de prensa locales habitualmente opositores al Gobierno.

“Nunca más el nombre de un periodista en el urinario de un medio por el delito de mencionar a su propietario en un negociado que perjudicó al país”, dijo en alusión al conocido caso del periodista Henry Raad cuyo nombre apareció en el urinario de diario El Universo.

“Nunca más el presentador de la televisión guiando a los camarógrafos para que eviten captar los rostros de policías rebelados en contra del orden constitucional”, agregó en referencia al periodista Bernardo Abad (Teleamazonas) y su actuación el 30 de septiembre de 2010.

“Nunca más el chantaje de determinados medios a personas, cabildos, prefecturas o empresas llenándose la boca con la palabra democracia mientras por debajo se llenan los bolsillos obligándolos a financiar eventos artísticos”, subrayó. (ANDES)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*